Los diagnósticos de cáncer van en aumento en la provincia de Mendoza, con mayor incidencia entre las mujeres. Sin embargo, es entre los varones que se registra mayor mortalidad. Estos son algunos de los datos más relevantes que se difundieron ayer en el marco de la presentación de los resultados de un relevamiento estadístico quinquenal que abarcó desde 2008 hasta 2012 en la provincia. 

La información fue recopilada y elaborada por el Registro Provincial de Tumores a cargo de la doctora María Cristina Diumenjo, quien también fue responsable de la exposición en el Ministerio de Salud. 

Éste funciona desde 2003 realizando un proceso continuo y sistemático de nuevos casos. A partir de esto es que ha logrado concretar este segundo informe quinquenal. 

En la comparativa entre uno y otro se aprecia el aumento de casos que pasaron de un promedio de 4.500 por año en el primer informe a 4.800 en el último. 

Según señaló la profesional, la tasa de incidencia que se observa en Mendoza es levemente superior a la nacional. Sin embargo, consideró que el dato no reviste mayor relevancia.

En el lapso analizado, se registraron en la provincia 23.972 casos. De ellos, 12.509 fueron en mujeres y 11.463 en varones. Es decir que, del total, la distribución es 47,82% para los primeros y 52,18% para las segundas. 

Esto arroja una tasa ajustada de 220,9 mujeres afectadas por año cada 100 mil habitantes. En tanto esa misma proporción es levemente más alta entre los varones: 232,5. Esto obedece a que para calcularla se tiene en cuenta el crecimiento poblacional. 

Por edad y sexo

Se observa que el diagnóstico de la enfermedad aumenta a partir de los 35 años, especialmente en mujeres, pero a partir de los 55 años ellos las superan. 

Se sostiene que 2.500 mujeres son diagnosticadas por año. El de mama sigue siendo el que más aparece (73%); lo sigue el colorrectal (18%).

Los varones diagnosticados por año son 2.325, la mayoría con cáncer de próstata (42%) y colorrectal (25%). 

Sin embargo, al analizar según la franja etaria, el de próstata prevalece a partir de los 50 años ya que entre los 15 y los 49 años el de mayor prevalencia es el de testículo. 

Lo mismo ocurre en el segmento femenino, pero con predominio del de mama a partir de los 35 años. 

El 45% de los fallecimientos masculinos por esta causa obedecen a cáncer digestivo, mientras que en las mujeres 60% ocurrió por cáncer ginecológico.

El mastólogo Walter Laspada, presente en la reunión, comentó que se observa mucha toma de conciencia en cuanto a lo preventivo: “Hay más controles médicos, mejores dietas y la gente realiza más ejercicio físico”. Atribuyó a esto la menor mortalidad por cáncer de mama por lo cual cada vez se ven menos casos avanzados e intratables. 

La incidencia de los tipos de cáncer muestra disparidades según las zonas geográficas de la provincia. Se diferencia el Gran Mendoza con variables más parecidas a los países desarrollados de los que se encuentran más alejados de la urbe y con más características de ruralidad, los que presentan particularidades similares a las que se observan en el noroeste del país, tal cual señaló Laspada. 

Luján es el departamento donde se registran más casos de mujeres, mientras que Godoy Cruz es el departamento con más varones diagnosticados. 

Mirada nacional

No existe un registro a nivel nacional, ya que las mediciones deben hacerse en una población más acotada. De todas formas, se manejan estimaciones nacionales que surgen de los registros provinciales acreditados por su calidad por la Organización Mundial de la Salud. De allí surge que en Argentina se registran 115.162 nuevos diagnósticos por año. De ellos, 54.953 corresponden a varones y 60.209 a mujeres. 

En ellas, el de mama sigue siendo el de mayor incidencia con un 32%, luego el de colon-recto (10%), cérvix (8%), pulmón (6%) , ovario (4%) y cuerpo de útero (4%).

En los varones, marcha a la cabeza el de próstata que afecta a 20% de los pacientes. Le siguen en orden el de pulmón (14%), colorrectal (13%), vejiga (5%), riñón (5%) y estómago. Además de los tipos mencionados, 36% en las mujeres y 38% en los varones corresponden a otros tipos menos preponderantes no desmenuzados en el informe. 

En Argentina, se estima que la mitad de las personas a las que se les diagnostica cáncer fallece por esta causa. El que genera mayor mortalidad es el de pulmón, seguido del colorrectal.

La profesional señaló que se registra un aumento sostenido de nuevos casos oncológicos, en tanto las expectativas no son muy alentadoras.

La Organización Mundial de la Salud estima que habrá un aumento de 70% en la incidencia en los próximos 20 años. Esto obedece al envejecimiento de la población (a mayor edad aumenta el riesgo) y al crecimiento poblacional. En tanto, se prevé que la mortalidad por esta causa se incremente 45% para 2030 por lo que se transformará en la primera causa de decesos en varios países. 

En una mirada global se observa que los países desarrollados son los que muestran mayor incidencia de cáncer. Sin embargo, la mortalidad es mayor en los menos desarrollados en lo cual influye la calidad de vida y el acceso a los servicios de salud. 

“El 60% de las muertes se producen en Asia, África y América Latina” -dijo Diumenjo-; por eso, la OMS pide, a los países con más recursos, que colaboren con quienes tienen esta problemática.

 

InfografiaCancer

 

 

Medidas preventivas

La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), delegación especializada en cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS), elaboró un listado de recomendaciones preventivas: 

1. No fume. No consuma ningún tipo de tabaco.

2. Mantener ambientes libre de humo. 

3. Tome medidas para tener un peso corporal saludable.

4. Realice alguna actividad física en la vida cotidiana. Limite el tiempo que pasa sentado.

5. Mantenga una dieta saludable: 
-Coma cereales integrales, legumbres, verduras y frutas.
-Limite los alimentos altos en calorías (ricos en azúcar o grasa) y las bebidas azucaradas.
-Evite la carne procesada: limite la carne roja y los alimentos con alto contenido de sal.

6. Si usted bebe alcohol de cualquier tipo, limite su consumo. No consumirlo es mejor para la prevención del cáncer.

7. Evite el exceso de sol, especialmente en niños. Use protección solar. No exponerse a rayos UVA.

8. En el lugar de trabajo, protéjase frente a sustancias que causen cáncer siguiendo las instrucciones de salud y seguridad.

9. Para las mujeres:

-La lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de la madre. Si puede, amamante a su bebé.
-La terapia de sustitución hormonal (TRH) aumenta el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Limite su uso.

10. Asegúrese de que sus hijos participen en los programas de vacunación para:

-Hepatitis B (recién nacidos)
-Virus del papiloma humano o VPH (para las niñas).

11. Forme parte en los programas de cribado/ screening del cáncer organizados para:

-Cáncer de intestino (hombres y mujeres)
-Cáncer de mama (mujeres)
-Cáncer de cuello de útero (mujeres).

 

Fuente: Diario Los Andes. Artículo escrito por Verónica de Vita – vdevita@losandes.com.ar