Después de 20 años, Fundavita  hoy cuenta con su sede propia.

Todo comenzó cuando la Fundación Hospiniño nos contacta para donarnos su inmueble. 

Hospiniño fue una fundación con una trayectoria de más de 20 años, forjada desde la movilización social que se realizó para recuperar el viejo Hospital Emilio Civit. Grandes profesionales de la salud estuvieron en contacto directo con la Fundación a través de los años, desde Favaloro hasta el mismo Humberto Notti. Su principal objetivo se basó en brindar un espacio de apoyo, contención, orientación, tratamiento y capacitación en temáticas vinculadas al campo de la niñez, adolescencia y familia.

 

 

Dicha Fundación se disolvió en el año 2016 y se decide donar su sede, ubicada en calle Salta al 1829 de Ciudad, a Fundavita, donde acabamos de establecernos. 

A esta buena noticia, se le sumó el trabajo de la Asociación Civil Flores del Monte, quienes donaron su labor de remodelación y acondicionamiento.

La Asociación Civil Flores del Monte es producto de la relación entre la bodega La Casa del Rey y la comunidad de sus trabajadores (Órgano Mixto), esta integrada por 48 familias (170 personas) , tiene un órgano directivo que se reúne una ves por mes para discutir , velar y llevar a delante los proyectos de la misma que se aprueban mediante una asamblea general de socios que se realiza anualmente. 

 

 

La asociación está compuesta por cuatro grupos diferentes de trabajadores de viñedos, cada uno dedicado a uno de los cuatro viñedos ubicados en Mendoza, y los trabajadores de bodega. Cada viñedo por separado y la bodega han elegido representantes que junto con dos representantes de La Casa del Rey, trabajan hacia el objetivo común de la mejora de las condiciones sociales.

En esta ocasión colaboraron con el material y parte de mano de obra para reacondicionar las instalaciones de la nueva sede. Los socios que hicieron este trabajo son: Jesús Marchessi, Hugo Lucarelli, Cristian Álvarez, Mariana Álvarez, Sebastián Moyano, Beatriz Gamboa, Sonia Pereira, Cintia Bullía, Eduardo Soria, Gastón Galdame, Gustavo Martinelli, Javier Robledo, Ricardo Álvarez y Jesús Rivero.

 

Las buenas noticias siguen, ya que a esta gran labor, y para poder tener una mejor atención en nuestra sede, se sumó la donación de nuevo mobiliario por parte de Tween, que nos ayudó a modernizar escritorios, sillas, y hasta computadoras.

La mudanza pudo realizarse gracias a la gente de Enrique De Gregorio y a la ayuda de personal de la Municipalidad de Guaymallén.

Hoy podemos estar trabajando en nuestro nuevo lugar gracias al apoyo incondicional de nuestro voluntariado que siempre está presente, ayudándonos y siendo una parte fundamental de esta Fundación.

 

 

Si querés colaborar y ayudarnos a terminar de armar nuestro nuevo lugar de trabajo, podés sumarte donando las cortinas o estanterías, que nos hacen mucha falta!

 

Los esperamos en Salta 1829, P.B. de Ciudad.