Esta vez elegimos entrevistar a alguien muy especial, una persona que nos acompaña desde hace varios años. Él es Matias Perez Dellepiane, voluntario de Fundavita, joven mendocino de 25 años que siempre busca crecer, ayudar a los demás y dejar huella en cada lugar que frecuente.

Junto a un equipo, creó la plataforma digital «Mendoza en Movimiento»,  proyecto sin fines de lucro, independiente, sin vinculaciones con partidos políticos ni instituciones religiosas, cuyo objetivo es incentivar a las personas para que brinden su ayuda a todos los miembros que conforman nuestra sociedad, facilitándoles información de manera directa y concisa, promocionando organizaciones de toda la provincia en las cuales existe la posibilidad de que cualquier persona pueda sumarse para realizar un aporte a la comunidad, ya sea participando como voluntario o haciendo donaciones de lo que se necesite. 

Antes que nada, queremos saber un poco sobre tu experiencia en Fundavita, ¿qué significa para vos ser parte de esta fundación?

Fundavita tuvo un papel muy importante para el desarrollo de este proyecto porque, si bien yo siempre tuve la idea de crearlo, ya no estaba más yendo al hospital a ayudar (que era lo que me motivaba), pero sí participaba de otras actividades con Fundavita.

Conocí a la fundación a través de mi novia, quien después de escuchar una charla en donde invitaban a los jóvenes a ser voluntarios, me propuso que lo hiciéramos de a dos, y yo me sumé sin pensarlo. La primera vez que fuimos a ayudar estuvimos en una maratón (3 o 4 años atrás) y nos re copamos, nos encantó la fuerza de todos, la organización… darnos cuenta de que para Fundavita los voluntarios son esenciales. En el tiempo de «Prendé tu Estrella» fuimos al partido de Los Pumas a vender estrellas, y a La Barraca. Por otro lado, tuve la posibilidad de estar en las acreditaciones de un Congreso que organizó la fundación y reunió a instituciones de todo el país.

Fundavita me recordó la importancia que significaba para mi ser solidario y salir de mi mismo. Ya era un hecho: «Mendoza en Movimiento» tenía que salir. 

¿Qué es lo que más te gusta de ser voluntario?

Me sorprende cómo ayuda la gente; eso es algo que siempre me llamó la atención. En todo este tiempo he podido ver cómo las personas valoran a la fundación, por ejemplo que se inscriban en las maratones y después no exijan nada más, simplemente porque su fin es colaborar. Me encanta ver a tantas familias en los eventos deportivos. 

En el partido de Los Pumas vendíamos estrellas entre medio de las tribunas, y era increíble cómo compraban para ayudar. Ver este tipo de cosas para mi es genial, ver que hay tanta gente «moviéndose» sin esperar nada a cambio, ya es mucho.

¿Cuál es tu experiencia al compartir esto con tu novia?

Compartir con Flor ha sido siempre muy bueno, es una actividad que podemos llevar a cabo los dos, y es otra instancia en la que nos encontramos como novios. Además, como mi hermana nos veía tan encendidos después de colaborar, decidió sumarse al voluntariado, igual que otro amigo mio, Santi.

Y es que a veces no hace falta hacer tanto marketing, sino que con el ejemplo de los que participamos es suficiente. En este último año he visto que se han sumado chicos nuevos, y eso dice mucho de la fundación; se perciben buenos resultados después de la buena onda que todos le ponen en el día a día. 

 

«Sinceramente me es imposible responder «por qué sigo eligiendo Fundavita». Creo que la respuesta está justamente en toda la experiencia vivida, todo lo que he crecido y aprendido gracias a esta fundación.»

 

¿Cómo surge la idea de crear Mendoza en Movimiento? 

Todo empezó hacer alrededor de 10 años, yo tenía 15. En este tiempo iba con un grupo de chicos al Hospital Central a visitar a los enfermos y compartir un rato con ellos. Fue una experiencia que me marcó mucho, y es que en esas situaciones te das cuenta de que no solamente se trata de ayudar a los demás, sino que en ese proceso uno también recibe. 

En esa época conocí a mucha gente, y todos querían ayudar o donar pero no sabían en dónde o cómo hacerlo, no tenían ninguna institución conocida, entonces yo me encargaba de recopilar información para ofrecerles y darles respuesta. Pasaba que a veces no terminaban haciendo nada, y no por falta de ganas, sino porque no sabían cómo.

«Queremos poner en movimiento a los mendocinos impulsados por un genuino deseo de ser solidarios».

Fue ahí cuando la idea se fue terminando de formar. Pensé que estaría buenísimo hacer una recopilación de instituciones, ONGs, asociaciones, que tuvieran actividad en Mendoza justamente para poder brindarle información a esta gente que tiene todas las ganas pero que no sabe cómo ni dónde, y no encuentra algo que se le acomoda a su gusto y cumpla con sus expectativas. Así nació: MENDOZA EN MOVIMIENTO. Le conté a algunos amigos y se prendieron, pensamos en hacer una página web y demás, pero nos demoramos 10 años.

¿Por qué pasó tanto tiempo entre que nació la idea y pudieron llevarla a cabo?

Por qué nos demoramos 10 años… ahora que pienso, en ese tiempo no recibí tanto apoyo; la realidad es que estábamos todos a full (imaginate que esto nació cuando íbamos al secundario, y no nos dimos cuenta de lo que se venía con la facu). Sinceramente, no teníamos tiempo y queríamos hacerlo bien. Cada uno entró a cursar y empezó con su vida universitaria, pero la idea no dejaba de dar vueltas en mi cabeza.

El año pasado, cuando dejé mi carrera en 4to año de medicina, me encontré con más tiempo libre y decidí retomar el proyecto, que se prendiera el que quisiera. Pero para empezar, me puse a hacer el trabajo yo solo. Ahí apareció otro amigo, Marcos Gómez, que de entrada se sumó, consiguió más instituciones y me ayudó a darle una forma al proyecto: necesitábamos que fuera sin fines de lucro, sin fines políticos y sin fines religiosos.  También se sumaron colaboradores como Flor Yúdica, mi novia, que aportaron conocimientos y recursos para crear la pagina. En ese tiempo empezó a trabajar con nosotros Milagros Nuñez, a quien le encantó la idea y nos contó que su primo era programador (Franco Silvetti), así que la página la hicimos con él gracias a Mili. Hoy Franco como otro amigo mio, José Villafañe, son muy importantes en el proyecto. 

«Mi presencia en Fundavita tuvo un papel muy importante para el desarrollo de este proyecto»

Se fueron dando muchísimas cosas, pudimos organizar, recolectar información y demás. Actualmente seguimos agregando más y más instituciones de a poco. Algunos miembros del equipo estamos más activos y otros aportan desde su lugar, y cuando necesitamos plata lo dividimos entre todos.

¿Qué quisieron representar con el nombre que eligieron para llevar a cabo esta idea?

El nombre se lo puse el año pasado, cuando ya estábamos todos los actuales miembros. Pensé en ponerle así para que quede claro que estamos dedicamos nada más a Mendoza (que ya es gigante y tiene muchas organizaciones), y lo de “movimiento” básicamente para demostrar que tenemos muchas ganas de hacer cosas, de no quedarnos quietos. Estar en movimiento significa estar haciendo. Si bien nosotros ordenamos la información por categorías, por mapa (ubicación), es la gente la que se tiene que mover para empezar a aportar. Sin movimiento, no hay cambio.

 

En MEM estamos trabajando a diario, contactando nuevas organizaciones para agregar a la página web y compartiendo campañas de las mismas en nuestras redes sociales. En este sitio web vas a poder encontrar la información básica de cada una de estas organizaciones (fundaciones, ONGs, voluntariados, asociaciones, merenderos, comedores, refugios, etc), la cual te va a servir para entender quiénes son, qué es lo que hacen y saber de manera directa de qué forma les podrás brindar tu ayuda.

¿Dónde conocer más sobre MEM?

ᴘᴀɢɪɴᴀ ᴡᴇʙ: www.mendozaenmovimiento.org

Facebook: https://www.facebook.com/mzaenmovimiento/

Twitter: https://twitter.com/MzaenMovimiento

Instagram: https://www.instagram.com/mzaenmovimiento/