El resonador magnético es un equipo especializado en la obtención de imágenes del cuerpo en 2 y 3 dimensiones por medio de un campo electromagnético muy potente quien es el encargado de estimular los átomos de hidrógeno y a su vez con pulsos de radiofrecuencia para receptar estas energías sobresalientes de los momentos de relajación y recuperación de los átomos.

Un equipo de Resonancia Magnética se compone de distintas partes, básicamente:

  • Un imán de grandes dimensiones. Lo suficientemente grande para que pueda introducirse una persona o una parte de ella dentro del mismo.
  • Un sistema emisor de radiofrecuencia, similar a una emisora de radio.
  • Un sistema para hacer cambiar el campo magnético rápidamente, conocido como gradientes.
  • Una bobina o antena, que se dispone alrededor del paciente y sirve para recoger la señal de radiofrecuencia emitida por nuestro cuerpo.  Existen diferentes tipos en función del estudio a realizar (rodilla, cráneo, etc.).
  • Una camilla, donde colocar al paciente para que pueda entrar en el imán.
  • Un ordenador donde poder procesar las señales recibidas del cuerpo humano y poder generar imágenes.

 

resonador

 

¿Qué es es una Resonancia magnética?

La Resonancia Magnética es un procedimiento no invasivo e indoloro que proporciona una visión muy detallada de la estructura y composición de los tejidos a analizar. La Resonancia Magnética no utiliza rayos X, sino campos magnéticos para construir imágenes que ayuden a detectar alteraciones congénitas, infecciosas, traumáticas, vasculares, tumorales o degenerativas en cualquier parte del cuerpo.

La Resonancia proporciona una visión más clara del interior del cuerpo en comparación con otras técnicas y reduce la necesidad de ciertas cirugías de diagnóstico.

Las imágenes detalladas obtenidas con la RMN les permiten a los médicos evaluar mejor y con mayor precisión las diferentes partes del cuerpo y determinar la presencia de determinadas enfermedades, que no se podrían evaluar adecuadamente con otros métodos por imágenes como los rayos X, el ultrasonido o las tomografías axiales computarizadas.

 

Ventajas del uso del resonador

  • No emite radiaciones ionizantes
  • No causa ningún dolor al paciente.
  • Permite tomar cortes muy finos.
  • Mejora la imagen con medios paramagnéticos.

 

¿Cómo funciona la Resonancia Magnética?

El resonador emite ondas de radiofrecuencia, que manipulan la posición magnética de los átomos del organismo (hidrógeno), lo cual es detectado por una gran antena y es enviado a una computadora. La computadora procesa y realiza millones de cálculos que crean imágenes del organismo, en dos y tres dimensiones.

 

¿Qué pacientes se benefician de la Resonancia Magnética?

Es un estudio seguro e inocuo. Apto para bebes, niños y pacientes embarazadas, en general de cualquier edad según las indicaciones de su médico tratante.

Algunos pacientes requieren sedación (claustrofóbicos), así como los bebes e infantes.

A diferencia de otros tipos de técnicas aplicadas para la obtención de imágenes como los son los rayos X y la Tomografía Computarizada (TC), la Resonancia Magnética permite cortes más finos, y en varios planos, ser más sensible para demostrar accidentes vasculares cerebrales, tumores y otras patologías.

 planos-del-cuerpo

Las imágenes que vemos con la MIR (Imagen por Resonancia Magnética) se realizan mediante cortes según los 3 planos en que dividimos el cuerpo humano.

¿Qué enfermedades se pueden diagnosticar con la utilización del RMI?

Tomar resonancias cerebrales, de columna (cervical, dorsal y lumbar), estudiar tumores y lesiones de partes blandas, hernias discales, cuello, nervios periféricos; articulaciones (rodilla, tobillo, codos, hombros y cadera), lesiones periarticulares, desgarros, contracturas, hematomas; cavidad abdominopélvica (hígado, páncreas, riñones), vías biliares y lesiones focales hepáticas, entre otras. Además, se detectan patologías como cáncer, enfermedades del sistema nervioso central y osteoarticulares.


El Dr. Emilio Peleretti, Neurólogo Infantil del Hospital Humberto Notti, nos comenta más al respecto:

Entre las enfermedades que pueden diagnosticarse solo con una imagen de resonador se cuentan todas aquellas Enfermedades Degenerativas, donde incluiríamos La Enfermedad de Alzheimer, Esclerosis Múltiples y Numerosas Enfermedades Degenerativas, que no podrían visualizarse a través de una Tomografía. En cuanto a las Enfermedades vasculares, como los ACV (accidentes cerebro vasculares) y malformaciones congénitas, tipo aneurismas y MAV o Cavernomas, la Resonancia a través de diferentes software permite el estudio del árbol vascular en forma no invasiva, antiguamente debíamos realizar un cateterismo e inyección de medios de contraste para visualizarlo, es decir que podemos prescindir de los riesgos de morbilidad y mortalidad que este estudio (Angiografia Digital) presenta.

En cuanto a las lesiones tumorales, la resonancia supera ampliamente a la TAC ya que por un lado permite visualizar imágenes muy pequeñas (de alrededor de 5mm) que con la Tac no se visualizan, como ejemplo cuando en un paciente que padece de metástasis cerebrales de algún tipo de cáncer, en la TAC visualizamos 1 sola imagen por definición sabemos que al realizar una RNM no vamos a encontrar menos de 10, esto cambia rotundamente el pronóstico y el tratamiento de dicho paciente. Existen tumores específicos de zonas muy pequeñas del encéfalo como el tronco cerebral, que la TAC no presenta la definición para visualizarlas o si son muy grandes no puede definir sus límites, con una RNM podemos ver hasta las imágenes más pequeñas y asimismo definir su extensión, lo que ha permitido categorizarlas en diferentes grupos (5 cinco) con lo que se puede programar su tratamiento y en casos como las mayores, que por RNM se puede definir su volumen ,serian intratables con lo que se ahorrarían tratamientos cruentos en estos pacientes. Por otro lado Actualmente es inconcebible el tratamiento quirúrgico de una lesión tumoral si no se cuenta con una RNM debido a que nos permite definir la ubicación, tamaños y límites de dicha lesión para planificar la cirugía. Asimismo existen desde el inicio de la resonancia equipos de Neuronavegación, a fin de guiar al cirujano durante el acto quirúrgico para ubicar lesiones muy pequeñas de hasta 5 mm y poder realizar su exeresis con mínimo daño y secuela, estos sistemas serian inexistentes sin la ayuda de una RNM.

Por otro lado, el avance en los software utilizados en estos estudios a permitido desde esta última década, medir ciertos componentes del tejido cerebral normal y de tejidos anómalos en el cerebro como el caso de los tumores, pudiendo aproximar de acuerdo a estos estudio hasta el tipo histológico de dichas lesiones, es decir si se trata de tumores malignos o benignos. (RNM con espectrometria, actualmente en uso en nuestro medio).